Carrinho0Item(s)

Nenhum produto no carrinho.

Product was successfully added to your shopping cart.
Hacia dónde vas? (Paquete con 100)

Hacia dónde vas? (Paquete con 100)

R$3,90

A partir de R$1,95
para quantidades!

(Em estoque)

Hacia dónde vas? (Paquete con 100)

Descrição Rápida

Tarde o temprano te preguntarás o por lo menos tendrás la curiosidad en saber qué pasará después de la muerte ¿hay una eternidad? ¿será que todo se acaba?.

Disponível: Em estoque

R$3,90

A partir de R$1,95
para quantidades!

Descontos: compre em quantidades!
Quantidade Preço Unitário Desconto
10 R$3,51 10%
20 R$3,12 20%
50 R$2,73 30%
100 R$2,46 37%
500 R$1,95 50%

Detalhes

Tarde o temprano te preguntarás o por lo menos tendrás la curiosidad en saber qué pasará después de la muerte ¿hay una eternidad? ¿será que todo se acaba?.

Para buscar respuestas las opciones se dividen en dos: la opinión de cada uno o la Palabra de Dios.

La opinión humana ciertamente no está calificada para dar respuesta cierta a esta clase de preguntas. Así como son diferentes los rostros de las personas, así de diversas pueden ser las respuestas.

La Biblia afirma que es inspirada por Dios, eso significa que sus palabras son las Palabras de Dios, si así no lo fuera, sería un fraude.

En la literatura a través de los siglos, sin lugar a dudas, la Biblia sobresale sobre todo libro. Ya sea por su permanencia, actualidad o por el cumplimiento de sus palabras.

La Biblia afirma que “está establecido que los seres humanos mueran una sola vez, y después venga el juicio”.

La Biblia también afirma que hay una eternidad y solamente DOS LUGARES donde las personas irán, el cielo o el infierno.

Pero antes de hablar de estos dos lugares es necesario hablar del “pecado”. La Palabra de Dios enseña que “todos han pecado y están privados de la gloria de Dios”, y aquí estás incluido tú y yo. No importa que pienses que eres la persona más buena del mundo, la Biblia afirma que eres un pecador.

Por tanto, estamos en un problema porque ¡Dios es Santo!. Él hace siempre lo que es justo y por lo tanto no tolera el pecado, no hace concesiones ni deja pasar por encima ninguna ofensa.

Pero Dios ama al pecador y no quiere que nadie perezca en el infierno. Aquí entramos en un dilema: ¿cómo puede Dios manifestar su amor y permanecer totalmente justo?, ¿cómo puede recibir a un pecador y aún seguir siendo totalmente santo?.

La mayoría de las personas piensan que pueden obtener la “salvación de su alma” intentando ser buenas personas, viviendo una vida “decente”. Pero déjame decirte que para Dios todas las buenas obras que puedas hacer, no valen nada.

Dios castiga el pecado con la muerte, no la física, sino la eterna, estar separados de él eternamente en el infierno.

Dios ha provisto la Salvación de tu alma, pero no por lo que tú puedas hacer, la Biblia enseña que el costo fue muy alto, dado que, para llevar a cabo la salvación de tu alma, envió a su Hijo perfecto, Jesús, a morir por ti. Él fue el sacrificio perfecto, dado que, por su vida, dio vida a todos los hombres, incluido tú. Él pagó el precio por el pecado, sufrió por ti, para que hoy tuvieras la oportunidad de tener vida eterna junto a Dios.

Tienes algo cierto en tu vida, un día te enfrentarás a la muerte, entonces ¿qué pasará? ¿hacia dónde irás?. Dado que no tenemos “el mañana” comprado, ahora tienes la oportunidad de tomar una decisión, aceptar este mensaje o rechazarlo.

Te animo a creer en este mensaje “Jesús es el único camino al cielo”. Dios te promete “que, si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor y crees en tu corazón que Dios lo levantó de entre los muertos, serás salvo”.

Si tienes alguna inquietud, no dudes en comunicarte con nosotros.

Extraído del libro Destino Final de William MacDonald.

Informação Adicional

Autor(es) Não
Dimensões 7,5 x 14 cm
Páginas 4
Editora Chamada
Idioma Espanhol

Temas

Use espaços para separar as tags. E aspas simples (') para frases.